Saltar al contenido

Las Navajas del Ejército Suizo

navaja ejercito suizo, operario fabricando navaja suiza

Navajas Suizas Victorinox

Navaja Ejército Suizo, rescatamos para ti este increíble reportaje publicado en Mega empresas del canal National Geographic. Nos adentraremos en la factoría que Victorinox tiene en la ciudad suiza de Ibach donde se fabrican las navajas suizas que hay repartidas por todo el mundo. Podrás ver, oír y casi sentir como se hace una navaja suiza. Esperamos que os guste.

Las mejores navajas suizas de 2019 


Esta pequeña herramienta es el resultado de más de un siglo de innovación.

Urs Wyss (Manager):“Nuestras navajas suizas son las mejores del mundo”

Aunque triunfan en la era digital se remontan a la Época Victoriana.

Urs Wyss (Manager): Desde el punto de vista técnico eran fantásticas

Las usa todo el mundo desde “boy scout” a Presidentes.

Soldado Suizo:Tienen todo lo que necesitas”.

Y quién sabe cuántas vidas han salvado. Y su fabricación es tan ingeniosa como la propia herramienta.

Entraremos en la icónica fábrica de Victorinox en suiza para descubrir cómo se fabrica una de las mejores herramientas multiusos del mundo: la navaja suiza

Soldado suizo:“Es una navaja muy chula”

Mega Factorías: las navajas del Ejército suizo

Inventada hace más de un siglo para los soldados, esta navaja del ejercito suizo es el pináculo de dos millones y medio de años de evolución. Y continúa evolucionando, pasando de ser un artículo militar a convertirse en una marca global.

Urs Wyss(Manager):”hoy somos el mayor fabricante de navajas de bolsillo del mundo

Dispone de puntos de venta en 130 países y una amplia variedad de 260 modelos distintos, incluidas 100 versiones de la navaja suiza clásica. Y como su nombre indica todas están fabricadas con orgullo en suiza.

Urs Wyss (Manager): ”Las navajas suizas tienen que ser de suiza, tienen que estar hechas en suiza, porque forman parte de la historia suiza”

Una historia que se remonta a 1884, cuando el fundador Karl Elsener (9 Octubre 1860 – 26 Diciembre 1918) abrió una fábrica de cuchillos en este pequeño taller. Hoy es un gran centro de innovación de 36.000 metros cuadrados. Vamos a entrar en la icónica mega factoría de Victorinox en Ibach en Suiza, para descubrir lo que hace falta para fabricar estas herramientas de categoría mundial

Carl Elsener (Director Ejecutivo): “No tenemos un secreto, no tenemos una sola receta, simplemente nos fijamos en todos los detalles”.

Carl Elsener es la cuarta generación de esta empresa familiar centenaria.

Carl Elsener (Director Ejecutivo): “En el valor de nuestra marca es su calidad, su funcionalidad y también su innovación y su diseño icónico, pero sus puntos fuertes son la calidad y la funcionalidad

La funcionalidad es la clave del éxito global de la navaja suiza

Urs Wyss (Manager):”Bajo el nombre de navaja suiza la gente espera ciertas funciones”

La estrella de la serie es la apropiadamente llamada “SwissChamp. Esta multiherramienta consta de ocho capas, 22 herramientas y 33 funciones distintas. Ofrece un mundo de posibilidades si sabes cómo encontrarlas. Miles de personas ya la tienen, sus dueños van desde “boy scout” a soldados pasando por presidentes estadounidenses.

Urs Wyss (Manager):”A lo mejor abren con ellas los contratos y los correos más secretos”

Hoy una plantilla de cerca de 1000 empleados produce 60.000 navajas de bolsillo diarias. Para fabricar una sola navaja ejército suizo hacen falta 450 pasos, una pasión por la perfección y unos estándares muy estrictos. Muchas empresas destacan su calidad, pero aquí es de verdad.

Hans Schorno (Relaciones Públicas): Controlamos todos los pasos desde la “a la z” para poder ofrecer al cliente una garantía de por vida, eso es muy importante”

Y la calidad domina todas las fases de la producción.

Hans Schorno (Relaciones Públicas): Todos los meses circulan por este departamento entre 15 y 20 millones de piezas.”

Cada pieza pasa por 7 pasos distintos y la parte más difícil es producir la legendaria hoja de la navaja suiza.

Urs Wyss (Manager):”Todas las navajas tienen una hoja grande”

Ahora seguiremos la creación de una hoja de navaja ejercito suizo de principio a fin. Cada hoja empieza siendo acero en bruto. Pero antes de pasar a la producción se inspecciona cada centímetro de material. La primera prueba garantiza que todos los rollos de acero sean iguales. Luego se analiza el contenido del metal.

Markus Bürgler (Técnico): “Hacemos un análisis exacto con este instrumento para ver si las especificaciones son correctas. Si la aleación está mal, perjudica la durabilidad, así como la capacidad para resistir la corrosión, lo que significa que la calidad sería más pobre. Por eso hay que cumplir con exactitud las especificaciones.”

Tras recibir el visto bueno el acero se dirige a producción. El primer paso es recortar la formaHistóricamente cada pieza se hacía a mano, hoy está todo automatizado.Las herramientas se fabrican con una máquina de estampado. Las hojas las tijeras, los destornilladores, los mecanismos…Igual que el acero en bruto, cada herramienta supera unos exhaustivos controles de calidad. En ese producto nada se deja al azar.

Hans Schorno (Relaciones Públicas): “Cuando terminamos un producto no lo vendemos de inmediato, sino que nuestro departamento de ingeniería lo revisa continuamente para intentar mejorarlo para nuestros clientes.”

Es un ciclo constante de disección y rediseño. Pero mejorar la perfección no es tarea fácil.

Urs Wyss (Manager): “En nuestro departamento recibimos muchas consultas sobre altímetros por ejemplo o barómetro.”

Manager 2: “Nosotros recibimos consultas sobre cortauñas

Manager 3: ”Para mí sería muy importante una linterna

Manager 4: “Por supuesto hay que tener cuidado con la estructura de precios, si incluimos piezas electrónicas el precio subirá al menos un 10 o un 20 por ciento y eso es siempre una barrera psicológica. Yo no le pondría demasiados artilugios, la mantendría simple.”

Manager 2: “Hay que recordar que las Swisschamp está dirigida a los hombres”

En el otro extremo del espectro de ideas se encuentra la herejía de las herejías, ¿deberían quitar alguna herramienta como el gancho de finalidad múltiple?

Urs Wyss (Manager): “Se creó en la época en que se hacían paquetes con cuerdas y se pasaba la cuerda alrededor del paquete para poder llevarlo colgado de la navaja sin hacerte daño en los dedos. Pero hoy correos te penaliza si haces eso.”

O deberían eliminar la pequeña hoja es una reliquia de la época en que se usaba una navaja ejercito suizo para borrar errores escritos en tinta.

Urs Wyss (Manager): “Hoy es práctica para tallar algo en madera o cortar papel, se puede trabajar con mucha precisión con esa hoja tan pequeña.”

¿O tal vez quitar el punzón para hacer agujeros en el cuero y la madera? ¿o quitar las tijeras? ¿para que sirve el punzon de la navaja suiza?

Manager 3: “Las tijeras siempre van a ser de esta forma, está previsto introducir cambios en primavera.”

Mientras la fábrica Victorinox suiza se replantea todos los productos existentes también inventa otros nuevos. Además de las 100 versiones de la navaja ejercito suizo suiza la empresa fabrica más de 250 herramientas de bolsillo y la inspiración está en todas partes.

Heinz Von Eiw es un bombero voluntario con casi 30 años de experiencia. También es el responsable de la seguridad en materia de incendios de Victorinox y era natural que se le ocurriese un posible producto nuevo.

Como bombero necesitaba una navaja ejercito suizo con aplicaciones múltiples que se pudiera manejar fácilmente con una sola mano, así que inventó una y sirve para salvar vidas.

Heinz Von Eiw (Bombero): “Esto es el rompe ventanas, un prisma que puede hacer un agujero con facilidad en una ventana, que luego se puede cerrar con la sierra para cristales.”

Los conductores pueden usar la misma herramienta para rescatarse solos.

Heinz Von Eiw (Bombero): “Si estoy sentado dentro del coche, con esta herramienta puedo romper el cristal desde dentro: así y puedo salir del coche. También hay otras partes buenas como el destornillador, con él que puedo darle a la ventana el empujón final después de serrarla”

El innovador diseño de Heinz dio en el clavo, hoy su herramienta la usan cuerpos de bomberos de todo el mundoLos nuevos productos, se tardan en desarrollar por el mismo motivo que los productos antiguos tienen una reputación tan extraordinaria: los elevados estándares. Cada herramienta empieza como un boceto, luego una sesión de lluvia de ideas refina el concepto y la propuesta final cobra forma. A continuación vienen los prototipos, luego se fabrican las piezas para tomar las decisiones finales y si reciben luz verde acaban aquí, en la cadena de producción. Pero hoy lo que recorre estas máquinas no es un producto nuevo, es un clásico: la hoja de la navaja suiza que estamos siguiendo. Extendidas cada una de estas bobinas de acero tendría la longitud de cinco piscinas olímpicas, con un solo rollo se hacen 8000 hojas, una simple gota en el mar comparado con los millones que se fabrican el año.

Operario:”Aquí dentro, una herramienta de troquelado está recortando las hojas”

El troquel consta de dos partes, la matriz y el punzón. Para mantener un 100% de exactitud, ambas piezas se fabrican en la casa.

Operario 2: “El acero pasa por aquí y se troquela con esta herramienta”

Y por aquí sale la hoja. No se desperdicia nada, los recortes se reenvían al proveedor para su reciclaje, 2500 toneladas de acero pasan por las 15 máquinas troqueladoras de la fábrica anualmente, y las máquinas pueden desempeñar tareas múltiples. La fábrica puede cambiar el troquel para fabricar cualquier pieza En contra de la creencia popular no todas las navajas que se producen en esa fábrica son navajas suizas. El factor que define una auténtica navaja ejército suizo es su longitud.

Urs Wyss (Manager): “La longitud de 91 milímetros se basa en la experiencia, es la dimensión perfecta para meterse la navaja en el bolsillo, no es demasiado grande pero por otro lado, necesita tener cierta dimensión para que sea práctico trabajar con ella en la mano. Si nos fijamos en toda la variedad de navajas suizas y en los distintos modelos con las variaciones de color, de los mangos, hay unos 100 artículos distintos, 100 modelos distintos.A veces las diferencias son muy pequeñas, es un producto, pero para algunas personas también es un milagro, un objeto de culto, es la navaja suiza.”

De vuelta en la fábrica nuestra hoja ha superado la fase 1.Tiene la forma perfecta, pero no es lisa. La siguiente parada es el pulido, donde el metal se encuentra con la piedra, con la piedra cerámica para ser exactos.

Operario:”Es una piedra muy dura”.

El agua ayuda a lubricar las piedras y las mantiene fluyendo libremente mientras limpia los residuos del proceso de corte, unos polvos impiden que las piezas se peguen entre ellas. Cada pieza recibe su tratamiento, es un concepto sencillo, pero es la forma más veloz y eficaz de pulir grandes cantidades de artículos pequeños. En cualquier momento dado hay más de 10.000 piezas dándose un baño de piedras. El proceso dura entre 5 y 8 horas, así que una sola pieza puede pasarse aquí todo el día

Operario: ”las piedras pulen los bordes y los dejan muy suaves”.

Una vez listas las hojas se extraen con imanes. Y nuestra hoja emerge pulida a la perfección. Parece un cuchillo pero todavía no sirve para cortar porque el acero en bruto es demasiado blando.

Operario: “Cuando el acero es demasiado blando y se cortan por ejemplo cosas congeladas o pan duro. El acero se daña y la hoja pierde el filo enseguida”

Para hacerse más resistente nuestra hoja pasa a la siguiente fase el endurecimiento. Este horno solidifica el acero a 1050 grados. Una temperatura lo bastante alta para cambiar la estructura molecular del metal. El elemento clave del acero es el carbono, pero el carbono es una espada de dos filos

Operario: “Cuanto más carbono se pone en el acero más duro es, pero también menos flexible.”

La flexibilidad es crucial, una navaja rígida se parte con facilidad, con menos carbono se obtiene una hoja más fuerte y flexible, así que es esencial alcanzar el equilibrio adecuado. Tras el troquelado el pulido y el endurecimiento viene la siguiente fase de producción, el limado

Operario: “Ahora estamos en el departamento donde se liman las superficies hasta alcanzar la dimensión precisa”

Los dos discos que hay a cada lado de la máquina animadora trabajan a la par para crear unos bordes perfectos. Los estándares son implacables, las desviaciones no pueden exceder los 0,2 milímetros, por encima de ese margen las herramientas no encajarían juntas en el mango.

Operario: “ Por ejemplo si juntas seis o siete hojas y cada una tiene una tolerancia un poco distinta, resulta casi imposible encajar las en el mango, así que hay que ser muy precisos para luego poder montarlas juntas”

El agua lubrica la hoja para evitar que se recaliente

Operario: ”Si se hiciera sin agua el acero podría dañarse un poco y después si la navaja cayera al suelo podría romperse”.

Por fin aparece una herramienta familiar, pero todavía no es el final del viaje, la hoja va directa al afilado donde unos micrómetros comprueban las medidas exactas. No se darán cuenta pero lo que están viendo es una ironía del acero porque la propia hoja sobre la que se fundó la empresa casi la destruyó.

Carl Elsener (Director Ejecutivo): “Cuando vuelvo la mirada atrás sobre nuestra historia creo que el mayor reto para Victorinox fue el 11 de septiembre, cuando de repente de un día para otro ya no pudimos vender nuestros productos en las líneas aéreas, ni en las tiendas libres de impuestos. Después del 11 de septiembre las ventas de navajas suizas cayeron un 30% .”

En un instante la navaja ejercito suizo pasó de ser una herramienta útil a un arma en potencia. Fue un gran golpe, pero Victorinox contraatacó, en cuanto cayó la producción emplearon a sus trabajadores en otras empresas para mantenerles en activo. Y trasladaron las ventas a los mercados emergentes como china y Rusia.

Carl Elsener (Director Ejecutivo): “Hay que tener en cuenta que suiza es ante todo un país pequeño y además no tenemos recursos naturales, así que siempre hemos tenido que usar nuestra imaginación y nuestra creatividad para tener éxito en el mercado global”

Así que fueron creativos y extendieron su variedad de productos para incluir relojes, maletas y perfumes. fue el mayor desafío en la historia de la empresa, pero la determinación venció. Victorinox pasó de ser una empresa de un solo producto a una marca mundial y diversificada y como contrapunto final, desarrollaron un modelo sin hoja que se podía llevar en los aviones.

Carl Elsener (Director Ejecutivo): “El 11 de septiembre nos demostró que depender de una sola categoría de producto puede ser peligroso”

Ahora las ventas de productos cubren todo el globo, pero la fabricación de esta navaja siempre se realizará en casa, en Ibach en el corazón de suiza. Es un pueblo con un legado mucho mayor que su población de 3500 habitantes. Desde su invención todas las navajas suizas se han fabricado en este tranquilo valle. Y cada una lleva con orgullo la marca de “made in switzerland”. Esta es la máquina que marca cada hoja.Introducirlas en la estampado ahora llevan mucho tiempo, pero es uno de los pasos más importantes de todo el proceso, porque este sello se estampa en la que es probablemente la hoja de navaja de bolsillo más famosa del mundo. Pero la historia comenzó con un producto muy distinto. A finales del siglo XIX el ejército suizo (sí, suiza tiene ejercito) quiso adquirir una cuchillo multiusos (quien le iba a decir que a la postre fue “La navaja suiza multiusos”) para sus soldados. Carl Elsener primero aceptó el reto, pero lo dejo arruinado.

Carl Elsener (Director Ejecutivo): “Gastó casi todo su dinero personal y estuvo a punto de quebrar. Sólo pudo evitar la bancarrota gracias a la ayuda de unos parientes”

Tras 5 años de desarrollo Elsener no sólo solucionó el problema del ejército, le añadió algunos extras. Un cuchillo con hojas a ambos extremos del mango y que se doblaban dentro del mango, fue la navaja suiza original, un avance de la tecnología. Ofrecía un total de cuatro herramientas una hoja, un punzón, un destornillador y un abrelatas.

Operario: “El abrelatas era muy especial, hoy con el abrelatas se abre la lata desde arriba, pero con este abrelatas se abría alrededor de la parte de arriba”

El punzón era un producto de su época, se usaba para perforar agujeros en sillas de montar de cuero, cinturones y botas de cuero. Era la herramienta perfecta.

Carl Elsener (Director Ejecutivo): “Desde el punto de vista técnico era fantástica”

Salvo la empresa de Elsener, pero no olvidó a sus benefactores.

Carl Elsener (Director Ejecutivo): “Cuando tuvo éxito con las navajas suizas, aunque no tenía ninguna obligación legal, fue a verlos y les devolvió el 50 por ciento con intereses e interés compuesto. Porque para él era importante que nadie perdiera un franco suizo por su culpa.”

Al principio la empresa asumió el nombre de su fundador, pero en 1909 Elsener cambió el nombre por el de su madre, Victoria. En 1921 el nombre volvió a cambiar gracias a la invención del acero inoxidable.

Urs Wyss(Manager):”En el pasado al principio fabricaban las navajas de acero, pero de acero normal, no del que no se oxida, de acero normal.”

Los franceses llamaban a ese acero inoxidable y su abreviatura inox se añadió al nombre de la empresa, pero nadie llama a las navajas Victorinox.

Urs Wyss(Manager):”El nombre de la empresa Victorinox es menos famoso que el propio producto”.

Tras la segunda guerra mundial las navajas suizas se popularizaron entre los soldados estadounidenses destinados en Europa. El nombre oficial de las navajas en alemán era difícil de pronunciar, así que ellos las llamaban navajas suizas.

Urs Wyss(Manager):”En esa época no era una marca, era solo un producto, pero el nombre cobró tanta fuerza que llegó un día en que pasó a denominarse navaja suiza a todos los cuchillos compactos con hojas plegables, son navajas suizas”

Ahora es un icono global.

Urs Wyss(Manager):”Cuando enseñas esta navaja en cualquier parte del mundo, en la selva en la montaña, donde sea, todo el mundo sabe que es una navaja suiza. No hay nadie en el mundo que no conozca el producto”

Carl Elsener (Director Ejecutivo): “La navaja suiza se ha convertido un poco en el símbolo de la calidad y la fiabilidad suizas”

Y de su ingenio. Hoy las navajas suizas no son las que usa el ejército suizo, ese producto se llama navaja del soldado suizo. En suiza, todos los hombres capaces están obligados a servir en el ejército y la navaja del ejercito suizo forma parte de su equipamiento ordinario. Su funcionalidad ha evolucionado con los años.

Michael Wyss (Soldado, Armada suiza). “Es muy práctica, porque puedes abrir la hoja con una sola mano y se queda fija, es un nuevo elemento”

En 2008 se introdujo en el ejército una nueva navaja para los soldados.

Urs Wyss (Manager): “Es muy especial, la hoja se puede abrir con una sola mano, cuando llevas guantes por ejemplo o cuando estás en alguna parte con una mano ocupada, la puedes abrir con la otra fácilmente. También se puede apretar por el otro lado y cerrarla así.”

Michael Wyss (Soldado, Armada suiza). “En el ejército se pasa mucho tiempo en el bosque, así que viene con una sierra de madera que la antigua no tenía.”

Conserva las demás herramientas antiguas, incluido el abrelatas. Funciona también que los soldados no son los únicos que la usan.

Urs Wyss (Manager): “Nosotros en casa no tenemos otro abrelatas, tenemos una navaja en un cajón, una navaja ejército suizo estándar y es lo que usamos normalmente para abrir latas en casa.

Michael Wyss (Soldado, Armada suiza). “Tiene todo lo que necesitas, es una navaja muy chula”

Y por supuesto, también lo es la siempre popular Swisschamp. De vuelta en la fábrica nuestra hoja se dirige al montaje, pero hay otra parada más, el almacén de piezas. Este equipo revisa aleatoriamente cada hornada de herramientas antes de pasarlas al montaje, cada mes, hasta 20 millones de piezas pasan por aquí, incluidos los mangos.  Aquí se fabrican unos 30 mil pares de mangos a diario, la mayoría son del clásico color rojo, pero Victorinox ofrece un abanico de colores.  Los mangos están hechos de gránulos de pvc que se introducen en una máquina de inyección de moldes.

Erwin Müller (Ingeniero): “Los gránulos de pvc pasan por los tubos hasta la máquina, allí los calentamos y los metemos a presión en el molde del que sale el armazón de la navaja suiza, dentro la máquina también enfría el armazón, que sale brillante y pulido”.

Y listo para ponerle la importantísima marca.

Urs Wyss (Manager): “Para nosotros es como la estrella de Mercedes, es nuestro logo”.

El logo se remonta a hace más de un siglo a 1909, lo creo Carl Elsener para evitar falsificaciones.

Urs Wyss (Manager): “Se dio cuenta de que algunas empresas alemanas imitaban la navaja suiza ypara diferenciarse visualmente de las otras, les puso la cruz con el escudo que es nuestro logotipo actual en el mango de la navaja”

Hoy hasta el ejército alemán sabe dónde acudir si quiere el producto auténtico.

Urs Wyss (Manager): “El ejército suizo nos dio permiso para vender la navaja suiza en todo el mundo.

En el departamento de mangos el logotipo clásico de Victorinox de la navaja suiza, se produce con una incrustación de metal, otros modelos llevan la marca grabada en el plástico mediante un proceso de imprimación en caliente. Todos los productos que salen de la fábrica llevan este sello, con muy pocas excepciones.

Urs Wyss (Manager): “La alemana tiene un óvalo y en el óvalo está en la águila alemana, también va en relieve como ésta y el ejército holandés tiene una navaja similar con el emblema del ejército holandés”

Los mangos se unen a las herramientas en el montaje, cada pieza se guarda en un orden preciso, entre ellas se esconde la clave de la propia navaja, la innovación más ingeniosa de su inventor, es un resorte revolucionario.

Urs Wyss (Manager): “Hace que las hojas se abran y permanezcan abiertas y se cierren y permanezcan cerradas”.

Ese único mecanismo controla hasta tres de las funciones de la navaja y reduce el espacio general necesitados para las múltiples herramientas de la swisschamps.

Urs Wyss (Manager): “Es la clave de su éxito porque así se pueden fabricar las navajas de forma muy compacta e incluir muchas funciones sin que sean demasiado grandes”

El resorte también actúa como mecanismo de seguridad.

Urs Wyss (Manager): “No no la tengo que cerrar del todo, mis dedos permanecen retrasados. La hoja se cierran sola gracias al muelle.”

Ese ingenioso muelle también encierra el secreto del sonido de la navaja suiza. La otra clave de una navaja suiza es lo que lo mantiene todo unido. Durante el moldeado por inyección de los mangos se perforan tres agujeros para los remaches, son diminutos pero al igual que los muelles son muy ingeniosos.

Urs Wyss (Manager):Las hojas de este lado se sujetan con este remache, la de aquí con este remache de las herramientas de atrás con este remache y este remache sujeta el muelle entre las hojas”.

Unos divisores de aluminio que reducen el peso separan las capas de herramientas. Unos bujes sujetan los mangos en su sitio.

Urs Wyss (Manager): “Esto es una navaja sin mango, la función final de los bujes es mantener sujeta la navaja, son los puntos donde se encaja el mango de plástico así que también mantienen sujeto el mango plástico”.

Ahora se montan todas las piezas, herramientas, divisores, muelles, mangos y remaches. Montarlas parece sencillo pero pocos de nosotros seríamos capaces.

Urs Wyss (Manager): “Hace falta mucha formación y experiencia y no se empieza montando una navaja como ésta, sino modelos más pequeños. Al final cuando ya eres un profesional puedes montar navajas como ésta”.

La distribución de las piezas se rige por la lógica. Todas las herramientas que se abren a la izquierda se colocan a la izquierda y las que se abren a la derecha a la derecha. Un obrero cualificado puede montar una swisschamps entera en unos 3 minutos. Tras ser cortada, pulida, endurecida, afilada y montada, nuestra hoja por fin está, donde siempre estuvo destinada a estar. Pero todavía no está lista para ir a las tiendas, el último paso es una inspección final para comprobar que todo funciona, nos puede parecer perfecta pero hace falta el ojo de un experto para detectar defectos, un arañazo que necesita pulirse, un mango que necesita ajustarse, cualquier pieza considerada de calidad inferior se marca, aunque el estándar es alto, la tecnología es baja, se usa un simple bolígrafo, rechazada.

Urs Wyss (Manager): “Finalmente, nos aseguramos de que sólo los productos de mejor calidad salgan de la casa.”

Pero no siempre las navajas de mejor calidad acaban en manos de los consumidores

Urs Wyss (Manager): “La piratería es un gran problema, todos los buenos productos se imitan. Las falsificaciones son un problema global enorme que afecta a la línea de flotación de la empresa”

Manager: “Hoy tenemos un problema muy grande con las imitaciones de las navajas chinas. Cuando lanzamos un producto innovador, en menos de un año aparece una imitación China en el mercado”.

Y lo falsifican todo, incluso el emblema. Para una empresa que se enorgullece de la capacidad de trabajo suiza, las imitaciones son un golpe abajo. La empresa exhibe las imitaciones en esta vitrina, pero luego tiene que enfrentarse a los consumidores indignados que han sido engañados. Esta falsificación podría no engañarnos, pero esta otra sí, sobre todo porque muchas imitaciones se venden en embalajes cerrados.

Manager: “Eso significa que el consumidor no puede revisarlas abriéndolas y cerrandolas”

Los ingeniosos muelles no sólo reducen al mínimo el tamaño de la navaja, actúan como mecanismo de seguridad para el consumidor. Sólo las navajas suizas auténticas hacen este ruido.

Urs Wyss (Manager): “Cuando se prueba una versión China no hace ruido, a veces ni siquiera la hoja se cierra bien. Las nuestras hacen siempre ese chasquido. Así que si vas a una tienda y quieres asegurarte de que es auténtica, lo mejor es que te tapes los ojos y, que pruebes así el producto”

Manager: “Además del revelador chasquido hay que fijarse en la cruz y el escudo de Victorinox. Otro sello de autenticidad es la inscripción de la hoja grande, así puedes estar seguro al 99 % de que tienes un producto suizo auténtico.”

Otras empresas trataron de aprovecharse legalmente del ingenio de Carl Elsener con sus propias versiones, pero ninguna puede compararse

Manager: “No pudieron alcanzar la calidad ni pudieron alcanzar la funcionalidad, siempre iban un paso por detrás”.

Victorinox Classic Navaja, Unisex, Negro, Talla Única
  • Artesanía suiza
  • Diseño y calidad incomparables
  • Experiencia y tradición suiza

Por supuesto la empresa también se equivoca a veces. Todos los modelos que han fabricado, unos 350 se exhiben aquí, incluyendo las navajas que fracasaron. Son prototipos que no dieron la talla. Por ejemplo un modelo con una linterna empotrada.

Manager: “Fue antes de que surgieran las linternas con tecnología leds, no tiene sentido venderlo como si fuera una navaja suiza cuando en realidad es un 10% navaja y un 90% linterna, así que decidimos no fabricarla”

Y otro ejemplo, una navaja suiza con una regla incrustada, tan pequeña que no se podía ver, Y luego está la navaja suiza con peine.

Manager:“Fue por motivos higiénicos, con las navajas se corta pan y queso y no tiene mucho sentido juntarlas con un peine”.

Tampoco salió adelante la navaja con tenedor de postre.

Manager:“Vimos que no tenía suficiente potencial en el mercado.”

Ni la navaja suiza con pelador de patatas, algo que rara vez suele hacer falta. El museo también rinde tributo a la monstruosidad y a la miniaturización.

Manager:“Es seguramente la navaja más pequeña del mundo y no es un simple trozo de metal, es funcional.”

Es una réplica exacta de la navaja de soldado original. En el extremo opuesto esta navaja hecha para Goliat tiene más de 200 funciones.

Manager:“ En realidad no es práctica para llevarla en un bolsillo o en el cinturón”

Luego vienen los experimentos estéticos, mangos de madreperla y el máximo tributo al lujo, una navaja con mango de oro con 800 brillantes incrustados,

Manager:No es una navaja para cortar pan y queso, es para alguien que quiere tener la más cara”

Ese lujo cuesta unos 130 mil euros. Pero la practicidad no tiene quien le gane y la swisschamps clásica ha perdurado en el tiempo

Soldado: “Seguro que todos los suizos tenemos al menos una navaja suiza” O más de una…

Carl Elsener (Director Ejecutivo): ”Yo llevó dos navajas encima, una es la Traveller que tiene un segundo uso horario y un despertador, marca la altitud, tiene un barómetro. Está muy bien para hacer alpinismo, esta ha estado en lo alto del Klimanjaro y también llevo una Signature porque tiene un led blanco muy potente y un pequeño bolígrafo. He firmado contratos muy importantes con esta navaja suiza”

Y a los que creen que pueden vivir sin una.

Urs Wyss (Manager): “Yo siempre les recomiendo que lleven una navaja de bolsillo durante unos días, tal vez un modelo pequeño clásico y que luego prueben a dejarla en casa, seguro que el primer día echan algo en falta por no tener a mano la navaja suiza”

Los dueños de navajas suizas pueden ser fanáticamente fieles a la empresa, como demuestra este departamento, el taller de reparación. La empresa ofrece una garantía vitalicia, así que merece la pena fabricar un producto sin un solo fallo y esta navaja en particular no tiene defectos solo una historia muy larga.

Urs Wyss (Manager): “Es una navaja de soldado de 1924, tiene una marca en el mango, Debe pertenecer a un hijo que la heredó de su padre y su padre la recibió a su vez de su padre y quieren seguir conservandola así que por eso intentamos repararla.”

Algunos clientes coleccionan navajas suizas igual que otros colecciona sellos, en EEUU está la mayor agrupación de coleccionistas de navajas suizas, con unos 10 mil miembros. Los coleccionistas incluso tienen su propio modelo.

Urs Wyss (Manager): “Este es el mayor modelo disponible, es más para coleccionistas, contiene todos los elementos que hemos incluido jamás en una navaja ejercito suizo, así que tiene 80 funciones distintas, tiene funciones electrónicas de una ciber herramienta, un led .Todo lo que sea diseñado para las navajas suizas está integrado en este modelo”.

Sea cual sea la reparación este equipo se encargará de ella gracias a la garantía vitalicia

Urs Wyss (Manager): “A veces incluso tenemos que fabricar un mango nuevo con material antiguo porque ya no existen mangos como esos, pero aquí todo es posible”

Lo crean o no, este mango que tiene casi 90 años es de un compuesto de plástico. La empresa introdujo ese plástico específicamente para sus navajas. No es más que una innovación más en una larga lista de inventos. De vuelta a la fábrica a nuestra navaja ejercito suizo llega al final de la cadena

Urs Wyss (Manager): “Estamos de nuevo con la hoja que hemos visto en el proceso de troquelado , que hemos visto en el proceso de pulido, en el proceso de endurecimiento de montaje, en todas partes y aquí está la navaja ejercito suizo.”

Sólo un puñado de empresas pueden presumir de haber prosperado durante más de un siglo, para Victorinox su ventaja comparativa es su creencia en la perfección y no hay nada más perfecto que esto.

Urs Wyss (Manager): “Hoy sigue siendo la mejor navaja del mundo, sí.”


Etiquetas: navaja suiza partes suiza ejército

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies